Ocio

Ya están abiertas las piscinas municipales en Madrid

Ya están abiertas las piscinas municipales en Madrid

En Madrid todos sabemos que no hay playa y, por muy seductoras que sean las costas del litoral, no podemos (casi nadie) pasarnos 6 meses entre la arena y el mar de vacaciones. Por esa razón es tan buena noticia la apertura de las piscinas municipales que, desde el pasado 14 de mayo, ya pueden probar para los valientes que quieran desafiar al clima todavía no demasiado veraniego.

Las piscinas municipales de Madrid permanecerán abiertas hasta el 11 de septiembre y la mejor noticia de este año es que los precios han sido reducidos un 25%, siendo el precio máximo por adulto de más de 26 años 4,50€, mientras que antes había que pagar 6€.

Por otra parte, la mayoría de edad se ha fijado en los 26 años, mientras que antes desde los 20 años ya se pagaba el importe máximo. Por descontado, estos precios pueden rebajarse todavía más en caso de comprar bonos, aprovechar promociones puntuales o bien si se es desempleado, ya que para estas personas el precio se reduce un 70% en días no festivos y es posible aprovechar la oferta todo el día, no sólo hasta las 14:00 horas como el año pasado. El horario completo de las piscinas municipales es de 11:00 horas a 21:00 horas.

Las mejores piscinas municipales de Madrid

Se prevé para este año casi 1,5 millones de visitas a la piscina, bajo el caluroso Sol madrileño. Sin embargo y aunque la mayoría de piscinas municipales de Madrid son de una calidad extraordinaria, siempre las hay más sobresalientes que otras.

La Piscina Casa de Campo es una de las más atractivas para ir en familia, sobre todo si se está acompañado de niños, ya que incluye actividades para todas las edades. Ahora bien, para pasar todo el día en una zona verde y descansando, tiene más terreno y mejor calidad la Piscina de Puerta de Hierro, una de las más extensas de todas las que hay en Madrid actualmente. La gran cantidad de gente que visita esta piscina ha motivado que las instalaciones se preparen con zonas para descansar y comer, con el fin de ofrecer un espacio lo más cómodo posible a los visitantes.

La Piscina de Barrio del Pilar también es una de las que mejor acogida tiene por los vecinos que pasan el verano en Madrid. Es una piscina muy extensa, hasta el punto de que tiene incluso zona nudista.